Poema – Mirar desde el otro lado

«Hay quien piensa que el sufrimiento es un dedo que tensa la cuerda del corazón hasta romperla. Yo prefiero pensar que la afina como un instrumento» Jesús Montiel

Que nadie vuelva a casa sin haber aprendido algo. Que nadie regrese a Ítaca sin haberse enfrentado a todos los monstruos de su vida. Que nadie piense que esto no tiene sentido. Que nadie sienta que este elefante ha olvidado el lugar que se encuentra detrás de la cortina de agua, en la gran catarata…

Me imagino que a estas alturas ya habrás descubierto que la crisis esconde siempre una oportunidad, que hay faros que iluminan incluso cuando la niebla es más espesa, que para avanzar en medio de la noche hay que inaugurar en cada instante la madrugada.

Pues bien…

Estamos saliendo de los rincones… Se están creando sinergias qué en ningún otro momento se hubieran realizado… Estamos viajando en primera hacia el interior…

Compramos sólo aquello que necesitamos… Tenemos puesta la mirada en los que sufren… Hemos estrechado distancias con gente que apenas conocíamos… Nos estamos hermanando…

Estamos escuchando a los que no tienen voz… Elaboramos el dolor y el sufrimiento desde el silencio… Nos compadecemos de aquellos que se sienten impotentes ante la angustia… Estamos creciendo como seres humanos…

Miramos al centro de nuestras vidas y no a la periferia… Paseamos… interiormente… A veces hasta somos capaces escuchar la voz interior…
Observamos con asombro que la naturaleza nos ha respondido reduciendo los niveles de contaminación,permitiendo que determinadas especies se acerquen a nosotros…

Con los de casa charlamos de cosas profundas, nos miramos a los ojos,nos lavamos las manos y el corazón…

De tanto escarbar encontramos tesoros… Hacemos limpieza… Ayudamos a nuestros hijos y alumnos en sus tareas,pero sobre todo vemos que los deberes son solo herramientas, que lo importante es su salud física y emocional…

Lloramos más de dos veces al día, y alguna vez las lágrimas nos saben bien… Hacemos nuestra vida… más dulce… Estamos acabando con la levadura de los supermercados pero la masa de nuestra alegría fermenta y toma cuerpo…

Celebramos cualquier cosa por pequeña que sea… Hemos roto los horarios habituales y no nos importa… Nos quedamos en casa para crecer mejor…

Iosu Moracho

Información de contacto:

Colegio Sagrado Corazón Pamplona
C/ Media Luna, 43
31004 - Pamplona
Tel. 948 24 77 58